Cardenal Parolin: no abandonemos a personas con enfermedades raras u olvidadas

(RV).- Que los centenares de millones de personas que sufren enfermedades raras o patologías tropicales olvidadas “no sean abandonadas a un destino de sufrimiento y de marginación social”. Lo pidió el jueves 10 de noviembre el secretario de Estado, cardenal Pietro Parolin, durante su intervención en el Aula Nueva del Sínodo, en el marco de la XXXI Conferencia Internacional: “Por una Cultura de la Salud acogedora y solidaria al servicio de las Personas afectadas con patologías raras y olvidadas”, promovida por el Pontificio Consejo para la Pastoral de los Agentes Sanitarios.   La Iglesia Católica – subrayó el cardenal Parolin – “se siente interpelada con fuerza por la condición de sufrimiento de tantos millones de personas”.

Las enfermedades raras – continuó el purpurado – “uno de los temas más relevantes, está constituido por la investigación médico científica”. Pero la industria farmacéutica mundial – constató –  “no invierte significativamente en este tipo de investigación y a veces, si bien habiendo descubierto fármacos eficaces, deja de producirlos porque generan poca ganancia”. En este período asistimos también a “un redimensionamiento de los sistemas de welfare”. De esta forma – explicó Parolin – son sobre todo las Asociaciones de los familiares, las Organizaciones no gubernamentales católicas y otras realidades “las que procuran los fondos para financiar la investigación”. No obstante los esfuerzos, “la investigación va adelante lentamente”, constató.

El cardenal secretario de Estado recordó asimismo el estrecho lazo “entre muchas de las enfermedades tropicales olvidadas y la condición de pobreza extrema en la que viven tantas poblaciones”. Por eso al tema de la cura – subrayó – se agrega también “aquel de la justicia”. “A las curas sanitarias –  dijo el cardenal Parolin – se deben acompañar programas asistenciales que favorezcan el acceso al agua potable, a habitaciones dignas, a la escolarización de los niños, a la eliminación de eventuales formas de estigma causadas por la enfermedad, etc.”.  No se debe olvidar “la necesaria colaboración con los Estados”. “Es importante – concluyó – llamar la  atención de los medios de comunicación social sobre este tema». “De esta manera, también aquellos que no conocen estas realidades, podrán darse cuenta de la situación de sufrimiento de tantas personas”.

(RC-RV)

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*